CHISTES DE CATALANES

Espa√Īa es un pa√≠s con 17 comunidades aut√≥nomas, donde cada regi√≥n tiene sus estigmas y famas. As√≠ como los vascos tienen para los chistes fama de fuertes y brutos, y los de Lepe de lelos, los catalanes tienen fama de taca√Īos. Esto tan solo son estigmas humor√≠sticos que se han estado utilizando desde hace muchos a√Īos.

Los chistes de catalanes son ideales para compartirlos con amigos o familiares catalanes. Mayoritariamente son chistes avaros relacionados con el dinero. S√°cale una sonrisa a tu amigo o amiga y ¬°dile que es gratis!.

 

Los mejores chistes de Catalanes

 

Un padre catal√°n que le dice a su hijo:
– Jordi, dile al vecino que nos preste el martillo para clavar un clavo.
Jordi se acerca al piso del vecino y vuelve enseguida.
– Pap√°, dice el vecino que no nos va a prestar el martillo, porque se le puede gastar.
– Joder hijo, hay que ver lo taca√Īos que son algunos. Venga, saca el nuestro.


  Un catalán le habla a su hijo:
– √Čste reloj perteneci√≥ a mi tatarabuelo. De mi tatarabuelo pas√≥ a mi bisabuelo, de mi bisabuelo a mi abuelo, de mi abuelo a mi padre, de mi padre a m√≠, y ahora quiero que pase a ti. Te lo vendo.


Estaba un catalán en su casa y le da un ataque cardíaco, avisan a la ambulancia, lo montan en la camilla, lo suben en la ambulancia y de camino el médico le dice a su ayudante:
Р¡Rápido, póngale la mascarilla!
Y el catal√°n:
Р¡No, por favor, póngame la más baratilla!


Un catal√°n se encuentra con un amigo:
– Pero t√≠o, ¬Ņd√≥nde est√° tu anillo de matrimonio?
– Es que esta semana lo lleva mi esposa.


– Pap√°, ¬Ņqu√© significa patriota?
– ¬ŅHas visto todos esos catalanes que piden la independencia?
РSí.
– Po tr√°eme una birra. Y pa-ti-otra.


Va un Catal√°n por Barcelona con muchas maletas encima. Hace parar un taxi y le pregunta al taxista:
– ¬ŅPor cu√°nto me lleva al aeropuerto?
– Por 30 euros.
– ¬ŅY las maletas?
– Las maletas se las llevo gratis.
РEntonces, llévame las maletas, yo me voy caminando.


Jordi, el otro d√≠a unas chicas llamaron a mi puerta y me pidieron una peque√Īa donaci√≥n para una piscina local. Les di un vaso de agua.


¬ŅQu√© hace un catal√°n cuando tiene fr√≠o?
Se acerca a la estufa.
¬ŅY cuando tiene mucho fr√≠o?
La enciende.


¬ŅC√≥mo meter√≠as a 100 catalanes en un 600?
Tirando un euro dentro.
¬ŅY c√≥mo los sacar√≠as?
Diciéndoles que es un taxi.


¬ŅSab√©is por que un catal√°n nunca compra un frigor√≠fico?
Porque no puede estar seguro de si la luz se apaga al cerrar la puerta.


En una cafeter√≠a de La Rambla de Barcelona entra una t√≠a totalmente desnuda, se acerca a la barra y pide una ca√Īa. El camarero se queda perplejo mir√°ndola. La chica le dice:
– ¬ŅQu√© ocurre? ¬ŅPor qu√© se queda parado? ¬ŅEs que nunca ha visto a una mujer desnuda?
A lo que el camarero responde:
– No es eso, desnudas he visto varias, lo que estoy pensando es con qu√© me va a pagar la ca√Īa.


Un catal√°n que esta arrancando el papel pintado de su casa es visitado por un amigo:
– ¬ŅQu√©, redecorando la casa?
– No. De mudanza.


– ¬ŅSabes c√≥mo se invento el hilo de cobre?
– Dos catalanes tiraron a la vez de una peseta.


– Escolta, Jordi, te has enterado que tengo un hijo invertido, eh?
– Pues no. ¬ŅY a que inter√©s?


Un Catal√°n sube a un taxi y cuando llega le dice el taxista:
– Son 10‚ā¨.
Y el hombre le da 5 y le dice el taxista:
– Oiga le he dicho que son 10‚ā¨.
– Si pero hemos ido los dos.


Entra un madrile√Īo a un bar en Barcelona y se pide una ca√Īa. Cuando va a pagar le dice el camarero:
РSon dos euros amb cinc centims (se lo dice en catalán, 5 céntimos).
Entonces el de Madrid saca y le da dos monedas de 1 euro, a lo que contesta el camarero:
– No, no, i cinc.
El de Madrid pasa de todo, se lo repite varias veces hasta que ya por fin dice el camarero:
РQue faltan cinco céntimos.
Y el madrile√Īo contesta:
РYa sabia yo que por cinco céntimos ibas a hablar castellano.


Un pobre empleado se acerca a la oficina de su jefe catal√°n y le dice:
– Disculpe se√Īor gerente… pero hace seis meses que no cobro…
РEstá disculpado, García.


Va Jordi a la Caixa de Catalu√Īa y se acerca al cajero.
РBuenos días, Don Jordi Рlo saluda el cajero atentamente, que era un andaluz emigrado -.
– ¬ęBonis¬Ľ d√≠as. Vengo a sacar un cr√©dito de 1 euro.
– ¬Ņ1 euro? Pero Don Jordi, le retiro esa cifra de cualquiera de sus cuentas o inversiones y listo.
– No,…yo quiero un cr√©dito de 1 euro a pagar en 1 mes. Si no¬† hay cr√©dito, retiro inversi√≥n, retiro dinerito, retiro joyas, retiro todo, eh!
РPero no Don Jordi, no es para tanto, si usted quiere el crédito  se lo damos.
Le acerca los papeles para que lo firme.
– ¬ŅCu√°nto es el inter√©s?
– 6% Mensual. (Mirada de suficiencia y reproche…)
– Pero por ser usted, se lo podemos dejar en un 3%.
– ¬ęMolt bien¬Ľ, pero quiero dejar en garant√≠a de pago mi BMW.
– No por Dios, no es necesario con sus cuentas es mas que suficiente.
РSi no dejo BMW de garantía, retiro inversión, retiro dinerito, retiro joyas, retiro todo, eh!
РEstá bien Don Jordi, puede dejar su BMW en garantía en la bóveda del Banco hasta dentro de 30 días.
– Perfecto!!
Vuelve a su casa y le dice a su esposa:
– ¬ęEscolti¬Ľ nena, ya podemos ir de vacaciones tranquilos, consegu√≠ estacionamiento vigilado por 1,03 euros el mes completo!!!


Era un catal√°n tan taca√Īo que una vez estaba so√Īando que estaba comiendo y cuando le tocaba pagar la cuenta, se despert√≥.


– Lo siento pero eres un agarrado y un taca√Īo asqueroso, no pienso casarme contigo, toma, te devuelvo tu anillo.
– ¬ŅY la cajita?


Estaba una familia de catalanes reunida ante el féretro del padre recién fallecido, cuando el hijo menor dice:
– Ahora tendremos que hacer realidad la √ļltima voluntad de nuestro padre; Ser enterrado con un mill√≥n de euros en el ata√ļd.
El hijo mediano a√Īade:
РSí, bueno…..pero en realidad sólo pondremos 750.000 euros, porque hay que descontar el IRPF.
El hijo mayor cae en la cuenta y a√Īade a lo ya dicho:
РTambién tendremos que deducir el IVA…
En esto, la viuda entra en la conversación de forma contundente y dice:
Р¡Basta ya! Vuestro padre no merece estos regateos. Se le enterrará con la tarjeta de crédito….y que él gaste cuanto le apetezca.


Un catalán llegó a una farmacia con un condón agujerado y le pidió al farmacéutico que le pusiera un parche. Una vez arreglado, el catalán pagó y dijo:
– ¬ŅMe puede hacer una factura? Es que es para una pe√Īa.


Jaume da vueltas en la cama y no consigue conciliar el sue√Īo. Ma√Īana vencer√° un pagar√© que le debe a Jordi, quien vive justo al lado de su casa.
Rebeca, la mujer de Jaume dice:
Р¡Cálmate querido! Ya encontraremos la solución.
– Este asunto no me deja dormir.
Rebeca, entonces, abre la ventana y grita para que la escuchen en la casa de al lado:
– ¬°Jordi, Jaume no va a pagarte el pagar√© porque no tiene ning√ļn euro!
Vuelve a la cama y dice:
РYa le avisé a Jordi. Ahora el que no va a poder dormir es él.


Era un catal√°n tan taca√Īo, que vendi√≥ el reloj para no dar la hora.


Un catal√°n va a un ba√Īo p√ļblico que se encuentra exageradamente desaseado. El inodoro se encuentra lleno de excrementos y orines. Cuando se acerca a este se le cae una moneda de 5 c√©ntimos adentro. En eso exclama:
– Ahora que hago, ¬°son 5 c√©ntimos pero meter la mano ah√≠…!
Entonces saca una moneda de 1 euro y lo echa al inodoro.
– Bueno por 1,05 euros ¬°si la meto!!


En un hospital un catal√°n se acerca al laboratorio para realizarse un an√°lisis de orina. El enfermero se sorprende al ver que lleva no un frasco peque√Īo sino todo un balde. Le mira y dice:
РDon Jordi, sólo es necesario un poco.
Pero el hombre se niega e insiste hasta que es aceptado. Al día siguiente el médico llama a su casa y le informa:
РDon Jordi, le informo que en los análisis de la orina, todo el balde salió perfecto.
El hombre agarra el teléfono y llama a sus amigos reunidos en un bar, y dice:
– Torrens, te llamo para que le informes a los dem√°s que salimos bien en el examen…


Un catal√°n en su lecho de muerte susurra:
– Rebeca, Rebeca… ¬Ņd√≥nde est√°s, esposa querida?
– Aqu√≠ estoy, esposo m√≠o… al lado suyo.
– Y mi hijo Jusep… ¬Ņd√≥nde est√°?
– Aqu√≠ estoy, padre… al lado suyo.
– Y mi hija Leyla… ¬Ņd√≥nde est√°?
– Aqu√≠ estoy, padre… al lado suyo.
– Y mi hijo Jaume… ¬Ņd√≥nde est√°?
– Aqu√≠ estoy, padre… al lado suyo.
– Y entonces… ¬Ņqui√©n cullons est√° atendiendo el negocio?


Seis catalanes apostaron un euro a ver quien aguantaba m√°s tiempo con la cabeza dentro de un cubo lleno de agua y se ahogaron los seis.


Un domingo por la ma√Īana, en una iglesia en Madrid, el cura hace la colecta y ve tres monedas de un c√©ntimo entre los billetes, as√≠ que dice:
– Hombre, hoy est√° entre nosotros un catal√°n.
Al fondo de la iglesia se oye tímidamente:
– Oye, ¬Ņle decimos que somos tres?


chistes de catalanes

SABEN AQUEL QUE DIU? CHISTES DE EUGENIO HUMORISTA.

 

Uno de los humor√≠sticos m√°s famosos de Catalu√Īa ha sido el catal√°n Eugenio, el cual se hizo famoso por sus apariciones en televisi√≥n durante las d√©cadas de 1980 y 1990, en las que contaba chistes, o como el mismo dec√≠a, interpretaba chistes o historias. En el siguiente enlace podr√©is ver algunas de sus intervenciones en la televisi√≥n.

https://youtu.be/mEBSaQOHXLw

Si hab√©is visto el video o ya hab√≠as visto actuar a Eugenio, habr√©is podido apreciar que parte de su efectividad resid√≠a en su semblante permanentemente serio ‚Äď ‚Äús√≥lo me r√≠o cuando cobro‚ÄĚ, sol√≠a decir -,‚Äč en los cambios de ritmo que impon√≠a apoy√°ndose en las pausas para beber y fumar o encender los cigarrillos, vestido siempre de negro y con gafas, y en que no necesitaba recurrir a ninguna imitaci√≥n de acentos o voces.

Este c√≥mico de Barcelona actuaba en castellano, pero con un notado acento catal√°n y alternando algunas palabras en catal√°n. Tambi√©n sol√≠a meter en sus actos alguna expresi√≥n t√≠pica catalana, como se ha podido leer en los chistes de catalanes, como ‚Äúnen‚ÄĚ, ‚Äúla mare de d√©u‚ÄĚ, ‚Äúnena‚ÄĚ, ‚Äúosti tu‚ÄĚ o ‚Äúcarai‚ÄĚ.

Una de las frases que m√°s populariz√≥ fue la de ‚ÄúSaben aquel que diu‚Ķ?‚ÄĚ debido a que as√≠ sol√≠a empezar muchos de sus chistes. A continuaci√≥n os dejamos algunos de esos chistes contados por un catal√°n que tanta gracia produc√≠a y sigue produciendo:

Saben aquel que diu que es un catalán que va al médico y le dice:
РDoctor dice mi mujer que no sé decir Federico.
РA ver repítalo.
– Fe-de-ri-co.
РPues lo dice muy bien, vaya a su casa y dígale a su mujer que venga para una revisión del oído.
Una vez en casa:
– Cari√Īo dice el m√©dico que estoy bien. ¬°Voy a coger dos cervezas del federico y lo celebramos!


Dos andaluces bailando y uno le dice al otro:
– ¬°Ole tu madre!
Y dice el otro:
–¬† ¬°Oler√° la tuya!


Saben aquel que se encuentran dos amigos y uno le dice al otro:
– Oye, ya he encontrado trabajo.
– ¬ŅAh s√≠, d√≥nde?
– En Santiago.
– ¬ŅDe qu√©?
– ¬°De Compostela!


Saben aquel de diu que un ni√Īo con 38 a√Īos que nunca hab√≠a hablado y de pronto mientras toman caf√© en el desayuno le dice a la madre:
– ¬°A este caf√© le falta az√ļcar!
La madre escandalizada dice:
Р¡La mare de Déu sin llevarlo a Fátima y ha hablado!
Dice el ni√Īo:
– Es que hasta ahora todo estaba bien…


Saben aquel que diu que un tío va a confesarse, se arrodilla ante el confesionario y dice:
– Oiga padre, usted es el que aparta la mujeres del mal.
РSí, hijo sí.
– Pues ap√°rteme dos para el s√°bado.


Dos amigos se encuentran por la calle:
-¬°Qu√© suerte has tenido de encontrar una mujer millonaria, t√ļ!
– ¬ŅSuerte? ¬°Suerte ella, que si no llega a tener un duro se queda soltera!


Saben aquel que un marido le dice a su mujer:
– Nena, est√°s haciendo progresos, s√≥lo te has tirado tres cuartos de hora al tel√©fono. ¬ŅQui√©n era?
– Se hab√≠an equivocado…


Un amigo le dice al otro:
– ¬ŅY t√ļ desde cuando llevas gafas.
РDesde que intenté matar una mosca de un manotazo.
– No lo entiendo…
– Pues que no era una mosca, era un clavo.


Como se ha apreciado, la mayor√≠a de su humor era de g√©nero absurdo, por lo que podr√©is encontrar ¬†m√°s chistes de este tipo en la secci√≥n de chistes cortos o malos. ¬°A RE√ćR!