CHISTES DE MATRIMONIOS

Los siguientes chistes de matrimonios, o también conocidos como chistes de parejas, seguro que te harán reír, ya que puedes verte reflejado en situaciones cotidianas como la que describen los chistes. Un matrimonio se lleva mejor con humor, así que evítate pagar una terapia de pareja y cuéntale un chiste a tu pareja! (Aunque también puedes buscar pareja contando chistes…)

Los mejores chistes de matrimonio para contar a tu pareja.

– Cariño estás preciosa
– Dime algo que no sepa
– Aparcar.

– Cariño, ¿tú cuánto me quieres del 1 al 10?
– Yo del 1 al 10 te quiero mucho, pero del 11 al 30 me voy de viaje con mis amigos.

– ¿De qué signo es tu mujer?
– Debe ser de exclamación, porque se pasa el día gritándome…

– Ya no me escuchas cuando te hablo Antonio.
– Lo que quieras cariño, una tortilla o lo que te venga bien, tampoco tengo mucha hambre.

– Mi mujer me dijo que ya no podía más, que necesitaba más espacio.
– ¿Y qué hiciste?
– La regalé un disco duro de 2Tb.

– Papá, ¿por qué te casaste con mama?
– Tu tampoco te lo explicas, ¿verdad hijo?

– Hombre Paco, pero tú, ¿desde cuándo llevas un pendiente?
– Desde que lo encontró mi mujer en el coche y le dije que era mío…

– Amor mío, creo que podríamos tener otro hijo.
– Me parece bien, a mi tampoco me gusta el que tenemos ahora…

– Mariano, te tengo que dar dos noticias, una buena y otra mala.
– Ya estoy harto de noticias malas, dime solo la buena.
– Que el airbag del coche funciona.

– Mi mujer me hizo creyente
– ¿Y eso?
– ¡Yo no creía en el infierno hasta que me casé con ella!

El matrimonio cenando tranquilamente, y dice la mujer:
– Pepe, ¿sabes que el cura que nos casó ha muerto?
Y Pepe la mira de reojo y le dice:
– El que la hace, la paga.

Dos amigas hablando:
– María, ¿qué me das por mi marido?
– Nada.
– ¡Trato hecho!

– Amor, ¿sabes que es lo más bonito de ti?
– Oohh ¿qué?
– Pues no sé, por eso te pregunto.

¿Cuál es la diferencia entre un hada y una bruja?
20 años de matrimonio.

– ¿Te has enterado ya de la desgracia de Juan?
– No, ¿qué le ha pasado?
– Se fugó con mi esposa…

– Oye, ¿me invitarías a tomar una copa o algo por ahí?
– Me encantaría, pero no salgo con mujeres casadas.
– ¡Pero soy tu esposa!
– Lo siento, no hago excepciones.

Hace tres meses que no hablo con mi esposa.
– ¿Habéis discutido?
– No, lo que pasa es que me tiene prohibido interrumpirla.

– Cariño anoche cuando soñabas me insultabas.
– ¿Y quién te ha dicho que estaba soñando? 

– Amor mío, te propongo una cosa.
– Tu dirás.
– ¿Por qué no salimos esta noche y nos divertimos un poco?
– ¡Me parece estupendo!
– Pues si tu llegas primero, no olvides dejar la luz del porche encendida.

La novia envía un whatsapp a su novio con el siguiente mensaje:
– Si estas durmiendo mándame tus sueños. Si estas riendo mándame tú sonrisa. Si estas llorando mándame tus lágrimas. ¡TE AMO!
El novio le responde:
– Estoy cagando. ¿Qué hago?

Los chistes más graciosos de San Valentín 2020

En febrero siempre hay un día especial para los enamorados… ¡Exacto! estamos hablando del día de San Valentín. El 14 de febrero de cada año se celebra este mágico día en el que el amor es el protagonista. A parte de las flores, bombones y más regalos que puedas hacerle a tu pareja, hazle reír con uno de los siguientes chistes especiales para San Valentín. El día será mucho más gracioso al provocarle una sonrisa a tu media naranja. ¡Hasta cupido se partirá de risa!

– El sábado no me regalaste nada.
– ¿Por qué debía hacerlo?
– Fue 14 de febrero, día de San Valentín.
– Y el viernes fue 13 y no por eso te corté con una motosierra.

En el día de los enamorados, una chica joven le dice a su novio mientras los dos estaban contemplando el atardecer en la misma orilla del mar:
– Cariño, ¿qué sería del tiempo sin ti?
A lo que el novio contesta;
– Empo.

Se acerca una chica a un quiosco en el dice de San Valentín y le dice al hombre que atiende:
– ¿Tienes tarjetas que digan “Para mi único y verdadero amor”?
– Sí, señorita, ¿quiere una?
– No, deme ocho…

En el día de San Valentín hay dos mujeres hablando en la peluquería y una le dice a la otra:
– Pues lo que más rabia me da de mi marido es cuando me cuenta un chiste y me deja a la mitad.
– Pues a mí lo que más rabia me da es que me deje a la mitad y encima me cuente un chiste

En el día de San Valentín:
– Flores: 15 euros
– Taxi: 20 euros
– Cena: 50 euros
– Regalo: 75 euros
Tu reacción cuando te dice que tiene la regla…
«no tiene precio»

La esposa va y le dice a su marido:
– Cariño, para el día de San Valentín quiero que me sorprendas y que esta vez me regales algo que pase de 0 a 100 ¡en sólo 4 segundos!
El buen marido regaló a su esposa una báscula.

Una mujer se levanta con mucho entusiasmo a las siete de la mañana, despierta inmediatamente a su marido y le dice:
– Cariño, he tenido un sueño fantástico.
Soñé que me regalabas un collar precioso de unos diamantes únicos para el 14 de febrero. ¿Qué querrá decir esto para ti?
El marido con tono misterioso le contesta:
– Bueno, lo sabrás en San Valentín mi amor…
Llega el Día de los Enamorados y el marido entra en casa con un paquete en su mano. La mujer súper emocionada se lo roba de las manos, muy nerviosa rasga el papel, rapidamente abre la caja y se encuentra ante sus ojos a un libro titulado «La interpretación de los sueños», de Sigmund Freud.

Un señora de 40 años le dice a su marido en el día de San Valentín:
– Cariño, dime algo romántico por favor.
– ¡El acueducto de Segovia!
– ¡He dicho algo romántico, no románico, sinvergüenza!

Un hombre le pregunta a su esposa:
– Mi amor, ¿tú crees en el amor a primera vista?
Y ella le responde;
– Claro que sí mi cielo, porque si te hubiese visto más de una vez, no estaría casada contigo.

El 14 de febrero un matrimonio se acaba de acostar y la mujer le susurra a su marido:
– Mi amor, ¿te acuerdas lo felices que éramos hace tres años?
El le responde:
– Hace tres años no nos conocíamos Sara.
– Por eso cariño, por eso.

– Cariño es el día de los enamorados y aún no me has dicho nada con amor.
– Vale, te diré 3 cosas;
– Amorfa, amortiguador y amortización.

Hoy es San Valentín y Alfredo siente la necesidad de sincerarse con su novia:
– Cariño, tengo que decirte una cosa.
– Dime.
– Nunca he sabido cómo decir esto.
– Oh, dios, no….
– Metraquilato, metracri, mecratilat….¿lo ves?

– ¿Quieres salir conmigo?
– ¿De dónde?

– ¿Nos casamos?
– Tú primero.

– ¿Te vas?
– Lo nuestro no funciona. Falta comunicación.
– Te pregunté si te pasaba algo. Y me dijiste “nada”.
– Hace 15 años.
– Lo di por bueno.

El día de San Valentín la mujer le pregunta a su marido;
– ¿Me amas solo porque mi padre me dejó una fortuna?
– No, te amaría igual si te la hubiera dejado un tío.

– Mi amor te traje un regalo por San Valentín, es para el cuello.
– ¿Qué es, un collar?
– No, una pastilla de jabón.

Esta recopilación de chistes o frases de San Valentín graciosas son divertidas pero si buscas algún chiste más picante, que suba la temperatura a tu pareja, te recomendamos que leas algún chiste verde. 😉💚

Chistes de parejas para fortalecer vuestra relación.

Chiste de Pareja Chiste de matrimonio

¿Quieres una mejor relación de pareja? ¡Ríete más! Expertos en terapia y relaciones de pareja, muestran en sus estudios la importancia que tiene el humor dentro de una relación sentimental.

Compartir el placer del humor como los chistes, crea una sensación de intimidad y conexión entre dos personas, cualidades que definen relaciones sólidas y exitosas. Cuando te ríes con otras personas, en especial con tu pareja, se crea un vínculo positivo entre los dos. Esta unión actúa como un fuerte amortiguador contra el estrés, los desacuerdos, las decepciones y las malas rachas en una relación.

En una relación a largo plazo, es clave pasarlo bien y reírse juntos de las mismas cosas, por lo que el humor es un ingrediente clave del amor. Para “aumentar el amor” te recomendamos que junto a tu pareja visitéis la página principal de chistes y seleccionéis varias categorías. ¿Por qué? Porque si ambas personas disfrutan con las mismas cosas, la unión entre ellos se hace más fuerte. No se trata de que la otra persona sea muy graciosa, o tenga un determinado sentido del humor, sino de que el humor sea parecido, que congenien, que ambas personas disfruten con las mismas materias. A parte, esto ayudará a estudiar el sentido de humor de tu pareja para “atacarle” con ese tipo de humor cuando más necesite echarse unas risas. ¿Se reirá más con los chistes de doctor, doctor?¿Quizás con los chistes de nivel de inglés? Compruébalo con los chistes y ¡a reíros juntos!.